skip to Main Content
(+54 3487) 44 12 54 [email protected]

¿Cómo lo definimos?

Durante años, el colon irritable o espástico, se ha venido aplicando a enfermos con síntomas persistentes referibles al colon, aunque sin anormalidad objetiva demostrable, salvo, un intestino bastante contraído al examen radiológico de colon por enema. Se reconoció que en el origen de este trastorno interviene un factor psicológico importante.

¿Cuáles son los tipos clínicos principales?

Existen dos tipos clínicos principales: uno con un colon espástico, cuya principal manifestación es un dolor de carácter cólico continuo o punzante, localizado en cualquier punto del abdomen o en ocasiones, en la región lumbar, a veces acompañado de estreñimiento o diarrea, y el otro con diarrea sin dolor, ambos predomina mas en mujeres.

¿Cuál es su origen?

El origen de este cuadro clínico aun hoy no esta perfectamente esclarecido. Se acepta que el abuso de purgantes, productos de dieta particularmente frutas como naranjas, manzanas o peras, agravan los síntomas. En un gran porcentaje de pacientes puede identificarse factores psicológicos, siendo esta la causa más importante. Se ha encontrado trastornos motores del intestino con hiperactividad hacia ciertos estímulos emocionales.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnostico de este síndrome se logra, en parte, por un proceso de exclusión de enfermedades mas grave a través de una exploración clínica meticulosa que incluye la rectosigmoideoscopia. Muchas veces se logra ver en placas radiografías del colon los espasmos que disminuyen su luz y provocan el dolor de tipo cólico.

¿Cómo debe tratarse?

La base del tratamiento del síndrome de colon irritable es la contención del enfermo por parte del medico dejando bien claro que no padece de un “tumor maligno” u otra lesión grave. La dieta debe adecuarse al tipo clínico que padezca el enfermo.

En los enfermos que cursan con estreñimiento es importante la ingesta de alimentos que aumenten el volumen de la materia fecal.

El uso de medicamentos adecuadamente disponibles que combinan drogas antiespasmódicas y sedantes parece lógica, sin embrago, el conjunto de medidas no tiene resultados demasiado favorables ya que se alivia solamente un tercio de los pacientes y existe un importante porcentaje de recaidas. Es importante considerar con graves reservas el diagnostico de colon irritable o espástico y extremas la exploración clínica y el examen proctológico para descartar patología mucho mas grave.

Back To Top